Nuestro servicio de recogida, transporte y reciclaje de residuos informáticos y electrónicos es la opción perfecta para tu empresa. ¿Por qué? Te lo explicamos:

Un servicio basado en el compromiso
con el medio ambiente, la confianza y la eficiencia

El reciclaje de RAEE —Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos— es una rama de la gestión de residuos que requiere una gran especialización del personal que lo lleva a cabo y unas infraestructuras muy específicas. Son pocas las empresas que pueden realizar este tipo de reciclaje, y no todas ofrecen soluciones sostenibles a la acumulación de residuos informáticos y electrónicos.
En Reset, hemos diseñado un servicio integral para poder hacer frente a la gestión de estos residuos de una manera eficiente y respetuosa con el medio ambiente. Este consta de las siguientes fases:

Recogida

Recogida

No hace falta que muevas un dedo. Nosotros nos encargamos de pasar por tus oficinas a recoger los componentes electrónicos que ya no utilizas, y, además, si el volumen cumple nuestros mínimos, ¡lo hacemos gratis! Nos adaptamos a tus necesidades, por lo que podemos realizar las recogidas en periodos mensuales, bimensuales, cada vez que llegues a un volumen concreto de residuos… ¡Cuando tú quieras!

Transporte

Transporte

Todos nuestros transportistas están autorizados con el T3691, lo que les certifica para transportar y distribuir objetos valiosos o peligrosos. De este modo, te aseguras de que, durante el transporte, todo va sobre ruedas. ¡Y nunca mejor dicho!

Reciclaje

Reciclaje

Una vez que los residuos informáticos y electrónicos llegan a la planta, procedemos de la siguiente manera: clasificamos los materiales que contienen, los almacenamos adecuadamente según su naturaleza, los tratamos, procedemos a su valorización y los reciclamos.

En el momento de la recogida, te otorgamos el Certificado de Recogida de ECOTIC y el . Finalmente, en cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, firmamos el Certificado de Destrucción de Datos, el cual asegura que, una vez en la planta de reciclaje, destruiremos toda la información contenida en tus dispositivos.

Después de que los materiales de los componentes informáticos y electrónicos hayan sido reciclados, estos pasan de nuevo a su condición original de materia prima, lo que los hace completamente aptos para su reutilización en la fabricación de nuevos dispositivos. Esto evita que se acumulen los residuos en zonas que no están habilitadas y dañen el medio ambiente con sus elementos tóxicos.

Confiar en Reset para llevar a cabo la recogida, el transporte y el reciclaje de tus residuos informáticos y electrónicos es apostar por una gestión sostenible de los residuos.

Elige Reset, elige medio ambiente.